Cargando...

Implantes dentales: proceso completo

Implantes dentales: proceso completo

Implantes dentales: proceso completo

¿Por qué colocar un implante dental?

Los implantes dentales sustituyen un diente, ya sea por pérdida o por carencia de este, para evitar problemas periodontales, dificultades en la masticación, que haya una pérdida del hueso de los maxilares, se dañen las encías o se muevan las piezas que están en buen estado.

¿Cuál es el primer paso para colocar un implante dental?

Lo primero que se debe hacer antes de colocar un implante es un diagnóstico para planificar el proceso completo de cirugía. Durante el diagnóstico se realizan radiografías y un escáner en tres dimensiones de la boca del paciente para conocer el estado de su salud dental.

Se trata de uno de los pasos más importantes porque es entonces cuando se puede valorar si el paciente tiene suficiente hueso en la mandíbula en el que atornillar el implante y que este se sujete óptimamente.


Tipos de implantes: ¿qué opciones tengo?

Una vez terminado el estudio intraoral y extraoral del paciente se determina qué tipo de cirugía realizar y así planificar toda la intervención quirúrgica.

En función del paciente y de sus necesidades, la intervención tendrá unas características u otras, ya que este proceso se puede llevar a cabo en diferentes etapas. A grandes rasgos, las opciones existentes son, en función del caso, los implantes tradicionales y los de carga inmediata.

En los casos de cirugía tradicional se coloca el tornillo de titanio y se ponen puntos en la incisión, que se retirarán pasados unos días. Unos tres meses más tarde, en función de la recuperación e integración del implante, ya se podrán colocar las coronas definitivas. Eso sí, si el paciente aún tiene el diente, se debe planificar una sesión previa para extraer el diente y esperar a que los puntos cicatricen para colocar el tornillo de titanio pasado cierto tiempo. También puede darse el caso de que el paciente carezca de pieza dental y haya pasado un tiempo sin ella, por lo que es probable que haya perdido parte del hueso y se deba considerar realizar una regeneración ósea donde poder insertar el tornillo de titanio. En este caso, el paciente se sometería primero a una cirugía para regenerar el hueso, después, transcurridos seis meses, a la colocación del implante y, por último, a la colocación de las coronas dentales.

En cambio, en el caso de los implantes con carga inmediata, el procedimiento es parecido, pero sin tener que esperar tres meses para que se coloque la corona. Aunque la corona que se pone no es la definitiva y no se trata de una pieza funcional sino más bien estética, no hay duda que supone una ventaja en la sonrisa del paciente desde el primer día, que puede sonreír sin que se le vea un hueco en la zona del implante.


Cicatrización y adaptación del implante al hueso

El proceso de integración del implante dental al hueso maxilar suele ser de tres o cuatro meses y, por ello, es el tiempo que se acostumbra a esperar para poner la corona definitiva en los casos en los que se haya hecho una cirugía tradicional. Es entonces cuando se tomarán los moldes para fabricar la prótesis dental definitiva. Si se ha optado por los implantes de carga inmediata, se tendrá una corona provisional durante este periodo de integración y en la última sesión, se colocará la definitiva.

A este proceso de cicatrización y adaptación se le llama osteointegración, ya que el implante se integra al hueso y a la encía de forma natural. Este paso es clave para que el implante tenga una vida útil lo más larga posible. Normalmente el proceso de integración es óptimo, pero hay que cuidar especialmente la higiene y evitar hábitos nocivos como fumar.


Sonríe desde el día uno

En la mayoría de clínicas dentales el proceso de colocación de un implante se realiza en diferentes etapas y, entre que se coloca el tornillo y el diente definitivo pueden llegar a pasar unos 3 meses. Esto provoca que se vea un espacio poco estético en la boca durante este periodo, en especial si la pieza se encuentra en la parte delantera.

Una de nuestras ventajas en De Diego y Fabriani es que te damos la posibilidad de sonreír desde el primer día sin complejos con nuestros implantes con carga inmediata. Este tipo de implantes son un factor decisivo para muchas personas con una prioridad estética, ya que de esta forma durante el proceso de adaptación resulta imperceptible que llevan un implante, porque se coloca una prótesis dental en el mismo día que cubre el hueco.

Descubre qué es un implante con carga inmediata y porque es la mejor opción para ti



Dra. Vanessa de Diego

Implantes Dentales

Te puede interesar .