Las Caries

Las caries, también conocidas como deterioro dental o caries dental, son el deterioro de los tejidos duros del diente.

Este deterioro, o desmineralización, es provocado por los ácidos producidos por las bacterias que se encuentran en la placa y puede conllevar a la formación de agujeros o cavidades (caries) que requieren un tratamiento profesional. Su dentista puede eliminar la caries y empastar el diente.

Fases del deterioro dental

  • Fase 1: Una mancha blanca o marrón en la superficie de un diente puede ser un signo inicial de deterioro. Un cepillado con una pasta dentífrica con flúor y el uso del hilo dental pueden evitar que se convierta en una caries.
  • Fase 2: El deterioro ha atravesado la capa superficial del esmalte duro del diente.
  • Fase 3: Una vez la caries ha atravesado el esmalte, pasa a los tejidos más blandos del diente y destruye su estructura con rapidez, puesto que las capas que se encuentran debajo del esmalte dental no son tan resistentes.
  • Fase 4: Si la cavidad provocada por la caries no se empasta, puede provocar problemas más graves en el interior del diente replica watches. Por ello, es importante acudir al dentista regularmente.


Si tienes algún tipo de deterioro dental, tu dentista podrá informarte acerca de los empastes, el flúor y otras opciones de tratamiento.


Sigue estos consejos para evitar las caries:


  • Evita comidas y bebidas azucaradas que alimentan las bacterias bucales.
  • Utiliza una pasta dentífrica y un enjuague bucal con flúor. El flúor fortalece el esmalte dental y ayuda a evitar las caries.
  • Cepíllate los dientes minuciosamente a diario para eliminar la placa. Utiliza diariamente el hilo dental para eliminar la placa que se forma entre los dientes.
  • Informa a tu dentista acerca de cualquier afección médica o medicamentos que esés tomando; ambos pueden provocar una menor producción de saliva, lo que puede acarrear un deterioro dental puesto que los dientes no cuentan con la limpieza natural que proporciona la saliva.
  • Otros factores que pueden contribuir a los problemas de deterioro dental son el alcoholismo, el tabaquismo y los trastornos de la conducta alimentaria. Si tienes alguna duda, consulta con tu dentista